Himo del cincuentenario  
| Buzón Registrarse Opina Directorio



nosotros | noticias | contacto | album | enlaces | b. de trabajo | multimedia | áreas | tienda
  20
  de enero de 2019
Tu nick:   |   Tu clave:   |    
  |   Olvidé mi contraseña |
 
Ir a la página de inicio
Por: FRANCESC SOLER ALBA 31/08/2014
BEBE  DE  TU  PROPIA  FUENTE

  

Aunque  hayan  pasado  las  vacaciones,  ese  tiempo  en  que  dispones  de  momentos  para  dedicarlos  a  ti  misma,  a  ti  mismo:  a  leer,  escribir,  pensar,  rezar…  De  todas  formas,  si  lo  buscas,  en  todo  tiempo  encuentras  un  espacio  que  puede  significar  eso:  Profundizar  en  ti,  mirar  cómo  eres,  quién  eres…  beber  de  tu  propia  fuente.

Y  TAMBIÉN  EN  NUESTRO  BLOG:  UNSOPLOENELCOGOTE.BLOGSPOT.COM


Por  lo  general,  no  es  algo  que  hagamos  con  mucha  frecuencia.  Preferimos  la  mirada  rápida,  y  por  tanto,  superficial  que  no  nos  traiga  compromisos  ni  preocupaciones  añadidas.  Pero  es  que  con  esta  actitud  de  ‘flotar’  en  nuestra  vida,  de  no  plantearnos  las  preguntas  que  nos  aclaren  cómo  vamos  en  nuestro  camino  vital,  nos  faltará  la  libertad  de  disfrutar  con  alegría  de  nuestra  vida  y  captar  con  claridad  el  significado  de  nuestra  existencia.

Bebemos  de  nuestra  propia  fuente  cuando  tomamos,  unos  minutos,  -si  no  podemos  más  tiempo-,  “para  nosotros”  e  intentamos  llenarlos  de  sentido,  preguntándonos  con  sinceridad:  ¿Cómo  me  encuentro?  -Cansada,  cansado?,  muy  ilusionada,  ilusionado?,  defraudada,  defraudado?,  en  búsqueda? 

¿Qué  es  importante  en  estos  minutos  que  tengo?  –a  dónde  voy?,  qué  es  lo  que  busco?¿Qué  es  importante  en  estos  minutos  que  tengo?

¿Cuál  es  lo  fundamental,  lo  que  merece  la  pena  y  me  llena  de  sentido?

¿Y  qué  medios  voy  a  poner  para  alcanzarlo?  Pues,  medios  sencillos:  la  reflexión,  el  silencio,  la  oración,  el  diálogo  clarificador  cuando  por  una  suerte  muy  especial,  tenemos  una  persona  a  quien  poder  confiar  nuestro  corazón.  Para  ir  aclarando  nuestros  pensamientos,  y  que  nuestras  emociones  se  vayan  asentando.  Si  somos  constantes  en  echar  mano  de  estos  medios,  poco  a  poco  se  irá  iluminando  nuestro  camino.

  Y  sobre  el  diálogo  clarificador,  tenemos  un  ejemplo  en  el  evangelio  de  Juan  en  que  se  nos  relata  que  Jesús  de  Nazaret  ayudó  a  una  mujer  samaritana  a  beber  de  su  propia  fuente.  Estaban  junto  al  pozo  de  Jacob  y  el  Maestro  le  pidió  de  beber  a  la  samaritana.  Pero  la  verdadera  sed  era  la  de  esta  mujer  de  Samaria:  no  se  había  parado  a  considerar  la  vida  desordenada  que  llevaba,  ni  en  pensar  en  una  relación  personal  con  Dios;  su  religión  era  poco  interior,  poco  salvadora.  Pero  cuando  escuchó  al  Maestro  que  le  decía  que  Dios  es  Padre  en  todo  momento  y  lugar,  y  que  ella  era  capaz  de  entregarse  de  veras,  de  amar,  se  llenó  de  tanta  alegría,  que  no  pudo  resistir  su  emoción  y  dejando  el  cubo,  salió  corriendo  al  pueblo,  a  contar  lo  que  le  había  pasado  y  lo  que  le  había  dicho  Jesús.

El  pozo  de  donde  saciarnos  la  sed  que  tenemos  de  verdad,  no  está  muy  lejos  de  nosotros;  el  manantial,  la  fuente  de  agua  viva  la  tenemos  en  nuestro  interior.  Lo  único  que  falta  es  la  disposición.  Sin  lugar  a  dudas  esta  es  la  verdadera  batalla  que  hemos  de  librar  para  beber  de  nuestra  propia  fuente:  disponernos  a  entrar  en  nuestro  interior.  No  importa  que  con  nuestra  reflexión  no  lo  tengamos  todo  ya  resuelto,  pero  lo  importante  es  que  estemos  dispuestos  a  ver  nuestra  realidad.

Tu  amigo,
Francesc


Por: Miquel Sol 31/08/2014

  
A  modo  de  comentario,  ofrezco  aquí  la  transcripción  de  la  escena  de  la  samaritana  vista  por  una  chica  de  11  años,  con  su  interpretación.  Los  niños  en  ocasiones,  no  nos  dejan  de  admirar.

"En  esta  escena  aparecen  Jesús  y  una  samaritana.  Jesús  se  dirigía  a  Galilea  y  tenía  que  pasar  por  Samaria.  Estaba  cansado  del  camino  y  se  sentó  al  lado  del  pozo.  Se  acercó  una  samaritana  a  sacar  agua  y  Jesús  le  pidió  de  beber.  La  samaritana  le  dijo  que  cómo  le  había  pedido  de  beber  un  judío  a  una  samaritana.  Jesús  le  contestó  que  si  supiera  quién  era,  ella  le  pediría  de  beber,  y  si  bebía  del  agua  que  Él  le  daría,  nunca  más  tendría  sed.
El  agua  que  le  dijo  que  le  daría  sería  la  fe  en  Dios  y  si  bebía  de  esa  agua,  de  esa  fe,  nunca  más  necesitaría  beber.  Lo  que  quería  transmitir  era  su  fe  en  Dios." 



Por: tarcisio 04/10/2014

  
Efectivamente,debemos  ver  nuestra  realidad  interior  personal  para  ver  como  está  encajando  con  la  realidad  exterior,"nuestra  periferia"  en  palabras  del  Papa  Francisco
Somos  bautizados,  miembros  del  Pueblo  de  Dios  que  peregrina  desde  hace  450  años  en  la  Diócesis  de  Orihuela  Alicante,nosotros,miembros  ilicitanos  de  la  familia  de  Don  Bosco,  (dentro  de  ella  llevamos  ya  mas  de  50  años)  una  prueba  de  ello  es  que  somos  70  los  inscriptos  en  esta  WEB,pero  decenas  de  miles  en  todo  Elche...."el  gigante  dormido"  que  decía  Don  Egidio  Viganó
Buena  cosa  sería,  que  "ése  gigante  dormido"  conciliara  su  realidad  interior  con  nuestra  periferia  exterior  participando  del  Plan  Pastoral  Diocesano  2014-2015  que  nos  invita  a  "discernir  nuestra  realidad",y  luego  de  juzgarla  entre  todos  los  miembros  del  Pueblo  de  Dios,  pongamos  nuestras  manos  a  la  obra,  porque  la  crisis  de  España  lo  reclama


 Página: 1 de 1.
Estamos registrados: 72  

Conectados ahora:9
Visitas hoy:77
Total visitas:80886
21287 días de presencia Salesiana en Elche.
© Antiguos Alumnos de Don Bosco - Elche • C/Puerta de la Morera, 24 • 03203 ELCHE • Teléfono: 966 613 121 - Fax:966 613 379