Himo del cincuentenario  
| Buzón Registrarse Opina Directorio



nosotros | noticias | contacto | album | enlaces | b. de trabajo | multimedia | áreas | tienda
  18
  de marzo de 2019
Tu nick:   |   Tu clave:   |    
  |   Olvidé mi contraseña |
 
Ir a la página de inicio
Por: FRANCESC SOLER ALBA 15/10/2014
  CLARA,  UNA  CHICA  ENAMORADA

  

Amiga,  amigo,  tal  vez  no  nos  hemos  percatado  de  la  celebración  que  se  hace  cada  año...  Es  una  rememoración  con  un  tono  juvenil  y  de  una  frescura  especial:  ¡El  11  de  agosto  se  celebra  puntualmente  la  ‘fiesta’  de  una  chica  de  18  años,  de  nombre  Clara!

¡FELICIDADES,  CLARA!  ¡18!

TAMBIÉN  EN  NUESTRO  BLOG:  UNSOPLOENELCOGOTE.BLOGSPOT.COM


Es  el  1212  –no  nos  confundamos-  y  la  chica  es  Clara,  Clara  de  Asís.  Así  que  es  italiana,  de  la  misma  ciudad  que  Francisco  de  Asís,  cuyo  camino  de  pobreza  y  sencillez  sigue  esta  joven  dieciochoañera.

Clara  procede  de  una  familia  rica,  con  el  encanto  de  sus  años  reventando  por  todas  las  partes  de  su  cuerpo.  Sin  embargo,  aunque  el  vigor  de  su  vida  rompía  por  todo  su  ser,  no  quería  precisamente  perderse  lo  que  mejor  tenía  en  su  corazón.

¿Qué  era  aquello  que  con  tanta  claridad  veía  Clara  de  Asís?  Una  frase  del  Apocalipsis  nos  podría  dar  una  pista  de  lo  que  esta  chica  veía  con  tanta  fuerza:     
-“Esta  es  la  morada  de  Dios  con  los  hombres;  y  él  habitará  con  ellos  y  ellos  serán  su  pueblo.  Dios  en  persona  estará  con  ellos  y  será  su  Dios.”

La  morada  de  Dios  con  los  hombres  no  es  un  lugar,  ni  un  tiempo,  es  una  persona,  Jesucristo.  Él  no  es  solo  futuro,  es  ya  presente:  Jesús  está  al  lado,  dentro  de  cada  persona,  mendigando  la  acogida,  respetando  la  libertad  de  cada  cual.  Y  si  alguien  le  abre  el  corazón,  entonces  le  muestra  su  entrañable  amor  por  ella,  por  él,  y  por  todos  los  hombres.  Le  hace  experimentar  la  fuerza  y  la  dulzura  de  su  vida  resucitada  y  divina,  que  corre  por  todo  el  ser  de  cada  persona.  Quien  descubre  este  "amor  de  exceso"  de  Jesús,  esa  "vida  de  su  vida",  ya  no  puede  ser  igual  que  antes.

Pues  a  esta  adorable  realidad  que  Clara  había  encontrado,  respondió  con  toda  la  energía  de  sus  dieciocho  años.  Puso  todo  el  amor  que  brotaba  de  su  juventud  recién  estrenada.  Dedicó  todo  su  amor  a  su  amor,  Jesús.  Lo  cortejó  adivinando  lo  que  él  quería,  sirvió  a  los  pobres  como  él  quería  y  le  regaló  lo  que  a  él  le  hacía  feliz,  su  vida  sencilla,  humilde  y  enamorada  de  toda  criatura.

Clara  de  Asís  sintió  una  llamada  personal,  pero  no  sólo  en  el  ámbito  íntimo,  sino  también  -como  Francisco  de  Asís-  en  el  ámbito  social,  a  dejar  a  su  familia  y  seguir  incondicionalmente  a  Jesús,  haciéndose  disponible  para  transformar  el  ambiente  materialista  que  le  rodeaba,  haciendo  el  bien  a  todos.  Como  un  instrumento  apto  para  dicha  transformación,  fundó  la  orden  de  las  clarisas.

Pero  hoy  Clara,  en  particular,  nos  regala  a  nosotros,  -a  todo  el  que  quiera  profundizar  en  su  vida,  sea  cual  sea  la  vocación  que  sienta,  y  el  estado  que  haya  decidido-,  la  actitud  de  valentía  y  de  plantearse  una  existencia  con  sentido,  un  estilo  de  vida  que  le  convenciera:  ¡SER  FELIZ  DEL  TODO!

Vuestro  amigo
Francesc


 Página: 0 de 0.
Estamos registrados: 72  

Conectados ahora:2
Visitas hoy:77
Total visitas:80886
21344 días de presencia Salesiana en Elche.
© Antiguos Alumnos de Don Bosco - Elche • C/Puerta de la Morera, 24 • 03203 ELCHE • Teléfono: 966 613 121 - Fax:966 613 379