Himo del cincuentenario  
| Buzón Registrarse Opina Directorio



nosotros | noticias | contacto | album | enlaces | b. de trabajo | multimedia | áreas | tienda
  20
  de enero de 2019
Tu nick:   |   Tu clave:   |    
  |   Olvidé mi contraseña |
 
Ir a la página de inicio
Por: FRANCESC SOLER ALBA 15/11/2014
¿VES  CALAMIDADES?  –NO  TE  LAMENTES.  ¡EDUCA!

  

Amiga,  amigo,  ¡bienvenidos  a  disfrutar  -esperamos-  de  esta  reflexión  quincenal!  Hoy  trataremos  un  tema  que  ya  hemos  abordado  anteriormente,  “la  educación  es  cosa  de  todos”.  Pero  del  tema,  consideraremos  un  aspecto  de  gran  importancia:  “el  futuro  pasa  por  la  educación”.

Cuando  no  se  descuida  formar  en  los  valores  a  los  jóvenes,  estamos  preparando  su  futuro,  ciertamente,  pero  también  el  futuro  de  una  sociedad,  sea  en  el  ámbito  local,  regional,  nacional  o  global.  Pues  de  esta  forma  habrá  en  pocos  años,  personas  bien  preparadas  y  con  las  actitudes  necesarias  para  estudiar,  encauzar  y  resolver  los  problemas  que  más  preocupen  en  esas  sociedades.

Estas  sociedades  necesitan  no  solo  personas  con  una  cabeza  bien  formada,  sino    que  también  tengan  un  corazón  bien  formado,  capaz  de  escoger  lo  bueno,  lo  verdadero,  lo  bello.  Además,  hay  que  tener  en  cuenta  que  una  educación  integral  no  puede  dejar  de  hacer  referencia  a  lo  que  es  digno  del  hombre,  comprendida  su  espiritualidad:  la  búsqueda  de  su  destino  y  de  su  vocación.

Hace  falta,  pues,  la  colaboración  en  la  tarea  educativa,  de  todos  los  hombres  y  mujeres  de  buena  voluntad  interesados  en  el  futuro  de  la  humanidad:  ¿Ves  calamidades?,  ¿ves  que  estas  parecen  perpetuarse?  –No  te  lamentes.  ¡Educa!.  Voluntarios,  profesionales,  padres,  monitores  de  tiempo  libre,  Estado,..  Todos  debemos  estar  comprometidos  en  la  lucha  por  la  implantación  de  los  derechos  de  los  menores,  en  la  lucha  contra  las  drogas.  En  la  lucha  para  que  los  medios  de  comunicación  (antiguos  y  modernos)  respeten  la  verdad  y  emitan  sabiendo  que  los  jóvenes  necesitan  un  respeto  y  un  universo  de  valores.  Que  el  Estado,  además,  provea  de  medios  económicos  suficientes  para  la  educación  y  para  la  inserción  laboral  del  joven.

En  una  palabra:  “Colocar  a  los  jóvenes  en  el  centro”.

En  ocasiones  la  mente  se  nos  llena  de  pesimismo  por  las  calamidades  de  que  nos  informan  los  medios.  Tal  vez  pensemos  entonces  que  los  únicos  que  pueden  modificar  y  mejorar  este  panorama  son  los  gobernantes,  con  sus  técnicos  y  sus  asesores.  Pero  no  caemos  quizás  en  la  cuenta  de  que  no  se  trata  solo  de  actuaciones.  No  se  puede  preparar  el  futuro  de  una  generación  de  jóvenes  sin  una  adecuada  educación. 

En  la  transmisión  de  los  valores  a  los  menores  se  necesita  la  intervención  de  todos  los  que  interactúen  con  ellos.  En  una  ocasión  dijimos  que  para  educar  se  necesita  a  toda  la  tribu.  Solamente  con  la  intervención  de  personas  con  vocación,  que  quieran  de  verdad  a  los  niños  y  a  los  jóvenes,  que  se  den  a  ellos,  sirviéndoles  de  referencia  positiva,  que  les  animen  en  la  práctica  de  buenas  actitudes  ,  que  saquen  de  los  jóvenes  lo  mejor  de  sí  mismos,  se  podrá  conseguir  una  persona  que  en  el  futuro  sea  constructiva  de  la  sociedad,  que  aporte  con  libertad  y  firmeza  sus  habilidades,  que  ponga  sus  cualidades  al  servicio  de  la  población  y  que  dé  la  mano  a  las  personas  más  desfavorecidas.

En  el  colegio  había  una  niña  quien  prácticamente  no  sabía  hablar.  Casi  todos  los  días  de  la  semana  venía  la  logopeda  al  cole  para  enseñarle  y  animarle  a  hablar.  Pasaron  meses,  pasó  algún  año.  Un  día,  la  profesional  del  habla,  se  emocionó,  no  podía  quedarse  con  su  alegría,  necesitaba  comunicarla.  Me  vio  posiblemente  a  mí  el  primero  y  no  pudo  callárselo:  -La  niña  ha  dicho  "Ehena"  (Elena),  fíjate,  mi  nombre.  Un  pequeño  adelanto  de  hoy  puede  ser  la  salvación  de  esa  persona.

Amiga,  amigo,  la  educación  es  una  tarea  importante,  imprescindible.  Si  el  artículo  nos  ha  llevado  al  convencimiento  de  valorarla  más,  estamos  ya  construyendo  el  futuro  de  tantos  jóvenes  y  de  la  sociedad. 

Vuestro  amigo,
Francesc



 Página: 0 de 0.
Estamos registrados: 72  

Conectados ahora:1
Visitas hoy:77
Total visitas:80886
21287 días de presencia Salesiana en Elche.
© Antiguos Alumnos de Don Bosco - Elche • C/Puerta de la Morera, 24 • 03203 ELCHE • Teléfono: 966 613 121 - Fax:966 613 379